lunes, 22 de abril de 2013

Receta de hummus


Hoy os presento la primera receta salada del blog. Me ha costado decidirme porque el dulce me pierde, pero por fin ha llegado el momento. Me estreno con la receta de hummus porque me encanta este plato típico de la cocina de Oriente Medio, lo hago en casa casi todas las semanas. Además, lo preparo casi siempre que vienen amigos a casa, y siempre triunfa.




Es un plato muy sencillo de preparar y es un fantástico dip para comer como aperitivo, acompañado de pan de pita o bastoncillos de zanahoria o pepino.

Lo único más complicado del hummus es encontrar la tahina, una pasta de sésamo que lleva la receta. La tahina o tahini no se encuentra en los supermercados convencionales, pero sí en los supermercados ecológicos o en las tiendas de dietética natural. Merece la pena darse una vueltecita para conseguirla porque se conserva bien durante mucho tiempo, cunde mucho y puedes hacer el hummus siempre que te apetezca.

La receta del hummus es como la del gazpacho andaluz; cada uno la hace como quiere, como le gusta, como se hacía en su casa, sin pepino porque repite, con pan, sin pan... Pues igual pasa con el hummus. La receta base lleva los garbanzos, la tahina, el ajo y el limón. Las cantidades y los demás condimentos van a gusto del consumidor, así que yo os propongo mi receta, pero lo ideal es que vayáis probando hasta encontrar la vuestra.

RECETA DE HUMMUS: 
400 gr de garbanzos cocidos (un bote).
2 cucharadas de tahina.
1 diente de ajo (sin germen)
El zumo de medio limón.
2 cucharadas de aceite de oliva.
Agua o caldo para darle la textura y consistencia deseada.
Comino en polvo al gusto.
Sal al gusto.
Pimienta al gusto.
Pimentón para decorar.


Triturar en el vaso de la batidora los garbanzos con la tahina, el ajo, el zumo de limón y el aceite de oliva.

Ahora hay que añadirle el agua o el caldo si lo consideras necesario. De poco en poco.

El comino, la sal y la pimienta también hay que echárselas poco a poco para acertar con el punto que sea de tu agrado. Ten cuidado de no pasarte.

¡Ya está hecho! Se suele servir frio, consérvalo en la nevera, tapado con papel film, hasta 20 minutos antes de servirlo.

Para presentarlo, hazlo con un chorrito de aceite por encima (a mi se me ha olvidado) y un poco de pimentón espolvoreado. 

¡Espero que te guste!



Si te apetece comer un delicioso hummus, aquí hacen uno de los mejores de Madrid. 



* A no ser que se indique lo contrario en el pie de foto, todas las fotografías son de re-comiendo.






2 comentarios:

  1. Gracias por la receta!! Nubca lo he hecho y ahora creo que voy a decidirme, lo comparto en facebook!!
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Pues ya me contarás qué tal te ha salido y si te ha gustado!
    Besos

    ResponderEliminar